martes, 11 de diciembre de 2018

Los rellenos faciales con hialurónico, los grandes desconocidos para la sociedad


Apenas un 13% de las españolas sabe en qué consiste esta técnica

La medicina estética española se enfrenta una gran paradoja. A pesar de que en nuestro país hay una enorme demanda de tratamientos médico estéticos y de contar con algunos de los mejores profesionales del mundo la sociedad, en su mayor parte, desconoce nuestros procedimientos.  

rellenos faciales en medicina estética eres


Según un estudio realizado en el año 2016 por laboratorios Allergan, en colaboración con la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), sólo un 13% de las mujeres españolas sabe en qué consiste la técnica de rellenos dérmicos con ácido hialurónico. Un dato todavía más llamativo: cuatro de cada diez personas, no es capaz de diferenciar la toxina botulínica de los rellenos faciales. A un 41% le suenan estos conceptos pero no saben exactamente lo que son. Ante evidencias tan aplastantes, una de las principales misiones de los profesionales de la medicina estética es informar.

La toxina botulínica está indicada para las arrugas de expresión en el tercio superior del rostro (aunque luego puede tener otros usos). Se usa principalmente para tratar y prevenir las ‘patas de gallo’ y para, digamos alisar, la zona del ‘entrecejo’.

Me confieso una enamorada de los rellenos con ácido hialurónico pues son increíblemente versátiles. Podemos aplicarlos no sólo para eliminar las arrugas, sino también  para reponer volúmenes, para reestructuras los contornos del rostro y corregir pequeñas imperfecciones y mejorar la calidad de la piel en su conjunto. Al ser un compuesto natural que ya existe en nuestro organismo, se integra perfectamente. Puede trabajar en las capas más profundas, devolviendo la luz a la piel y recuperando la elasticidad que el paso del tiempo disminuye. Es importante aclarar que no todos los hialurónicos son iguales. Por ejemplo los formulados mediante la tecnología Vycross (de Allergan), que combinan diferentes pesos moleculares (bajo y alto), pueden usarse en zonas anatómicamente muy complejas de forma muy segura.

Generalmente, ambos compuestos (toxina botulínica y hialurónico) se combinan, suponiendo entre el 60 y el 65% de los tratamientos médico estéticos realizados en nuestro país. Son procedimientos altamente eficaces, con rápidos resultados, pero técnicamente sencillos. Se realizan en consulta y permiten reincorporarse de forma inmediata a nuestra vida normal. Si estamos interesados en ellos, lo importante es encontrar un centro médico estético debidamente acreditado y un profesional con la titulación correspondiente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario